COMENTARIO DE UN CATÓLICO DE A PIE

Sobre las catequesis del Papa en torno al Padrenuestro

“Hágase tu voluntad”, es pedir “Santificado sea tu nombre” y también “Venga a nosotros tu Reino”. Y esa Voluntad no es otra sino que todos los hombres se salven. Para lo cual “El Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido”. Cada uno de nosotros puede decir: “Pero ¿Dios me busca?”. “Sí, ¡Te busca!” “Me busca”. Y me busca por amor.

Por eso, no estamos invitados a bajar servilmente la cabeza, como si fuéramos esclavos. ¡No! Dios nos quiere libres; y es su amor el que nos libera. Rezamos llenos de confianza al saber que Dios quiere el bien para nosotros, y le pedimos que convierta las espadas en azadones y las lanzas de nuestras guerras en podaderas.

Por otra parte, “No hay nada al azar en la fe de los cristianos: en cambio, hay una salvación que espera manifestarse en la vida de cada hombre y de cada mujer y cumplirse en la eternidad.”

Esa fue la oración en Getsemaní, y ha sido la de los mártires. Teniendo al Señor siempre cerca de nosotros podremos experimentar dolorosas heridas pero El no nos abandonará.

J.M.M.

Redifusión para América y Asia